Modelo Anti Confusiones



By
agaracoach
12 julio 21
1 comment
Capítulo Modelo Anti Confusiones

Comunicación en pareja: Capítulo Modelo anti confusiones.

Capítulo Modelo Anti Confusiones

En esta oportunidad les voy a hablar de mi segunda herramienta para la comunicación en pareja. se trata del Modelo Anti Confusiones. 

Con este modelo podrás identificar los vicios del lenguaje que nos llevan a interpretaciones erróneas en la comunicación en pareja. Pero además podrás aprender a hacer las preguntas adecuadas para salir del lío.

Es una herramienta que sirve en doble vía. Funciona para que tu puedas evitar los vicios del lenguaje que hace que tu pareja se confunda, y también, para que cuando tu pareja los use, tu evites confusiones y puedas desenredar la pita para entenderla adecuadamente.

Revisemos primero cuales son los 3 “vicios del lenguaje” que nos llevan a malos entendidos. Con esto me refiero a procesos que nuestro cerebro hace de manera involuntaria, con la intención de modelar nuestra experiencia del mundo. Pero cuando estos procesos nos llevan a percepciones limitantes, vician lo que entendemos del mundo.

Generalización:

Las palabras todos nunca siempre nos llevan a generalizar

Se produce cuando nuestro cerebro traslada algo que nos ocurrió una vez a todas las situaciones semejantes. Por ejemplo, tuvimos una mala experiencia en el amor con un hombre infiel, y ahora pensamos que todos los hombres son infieles. El problema de la generalización es que nos priva de la oportunidad de ampliar nuestra experiencia, porque creemos que ya la conocemos toda.

Cuando detectemos una generalización debemos volcar nuestra comunicación a los detalles, a averiguar en que circunstancias específicas se presentó el hecho, y cómo las demás experiencias son distintas.

En el ejemplo propuesto podríamos preguntarle a la persona ¿Cómo sabes que todos son infieles? ¿Qué específicamente viste en esta persona que te hace pensar que es infiel? ¿Para que quieres pensar que todos son infieles? ¿Qué hombres conoces que no sean infieles?

Con estas preguntas la llevas a re evaluar su creencia limitante y a abrirse a la oportunidad de darle un nuevo chance al amor.

Eliminación o supresión:

Evitemos dar información incompleta que vicie nuestra comunicación

Se presenta cuando nuestro cerebro filtra nuestra atención a solo una parte de la experiencia y excluye el resto.

Una amiga me dijo que había tenido una mala cita porque su acompañante le había hecho un comentario sobre el color de su pelo que no se esperaba. Cuando le pregunté qué habían hecho, a mi me pareció una cita hermosa, pero ella omitió todo lo demás que ocurrió y se quedó solo con lo del pelo. Cuando suprimimos nos volamos el contexto que resulta fundamental para tomar decisiones.

Para combatir las eliminaciones, buscaremos completar la información que hace falta para nutrirnos de un contexto mucho mas enriquecido que nos permita ver el panorama completo.

A mi amiga le pregunté: ¿Qué tendría una buena cita? ¿A dónde te gustaría ir en una buena cita? ¿Qué cosas específicamente serían imperdonables para ti en una buena cita? ¿Cómo te sentirías para saber que fue una buena cita? Y después de estas preguntas, se dio cuenta de lo buena que había sido su cita y el comentario del pelo paso a un segundo plano. Nuevamente, logramos darle un chance al amor.

Distorsión:

Evitemos rellenar poner en boca de los demás nuestros propios pensamientos

Distorsionamos cuando nuestro cerebro deforma la experiencia para adaptarlo a nuestras propias creencias y realidades. Por ejemplo, cuando yo misma tengo una percepción de mi aspecto físico y le pregunto a alguien más sobre cómo me queda algo, sin importar lo que diga, voy a interpretar su respuesta como lo que yo misma creo. Me puede decir que me queda divino, pero yo entenderé que no me va por lo que pienso y creo de mi cuerpo.

Aterrizar la realidad va a ser nuestra mejor estrategia para eliminar distorsiones. Basarnos en los hechos en lugar de dejar volar la imaginación y recurrir a nuestros propios mapas, será la forma de volverle a dar forma a nuestra experiencia.

En mi ejemplo, podemos usar las siguientes preguntas. ¿Qué entendiste específicamente de lo que te dije? ¿Qué persona específicamente piensa eso de ti? ¿Para qué piensas eso de ti? ¿Cómo te sientes con el hecho de que yo te vea diferente?

Cuando nuestra propia percepción es distinta de la del resto del mundo, se abre una puesta para empezar a cambiarla. Así, con esas preguntas, la persona no solamente entenderá cómo la veo yo, sino que puede empezar a cambiar la forma como ella misma se ve.

Como podrás notar, la clave está en hacer las preguntas correctas.

Mantén siempre en tu arsenal de preguntas estas 5 que son las indispensables, y si viene al caso añade la palabra “específicamente” para ir mucho más al punto.

¿Qué?

¿Cómo?

¿Cuándo?

¿Dónde?

¿Para qué?

Nota: ¿Te diste cuenta que no menciono la pregunta “por qué”? Pues bueno, mi profesor dice que cuando preguntas por qué, te contestan “porque-rías”. Esto quiere decir que ante la pregunta por qué, nuestra tendencia será la de buscar justificar nuestra conducta.

– ¿Por qué crees que todos los hombres son infieles?

– ¡Pues porque ya lo he vivido!

Y así seguimos perpetuando nuestra visión limitada de la realidad, bajo el abrigo del “tener la razón” que nos roba paz mental y oportunidades de experiencias diferentes.

Nota la diferencia si lanzas la pregunta ¿Para qué crees que todos los hombres son infieles? Muy seguramente habrá un silencio reflexivo antes de obtener una respuesta.

La pregunta para qué te va a servir para que la persona se revise interiormente, desde la responsabilidad que tiene en su percepción de la realidad. Posiblemente te responda algo como “Pues para protegerme de que me pase lo mismo”. Cuando se da cuenta de que lo que quiere es evitar una nueva experiencia como esa, podrá tomar acción para ello, sin que necesariamente sea privarse de conocer a una nueva persona porque todos son iguales. ( ¡Y volvemos a darle un chance al amor!)

Con este modelo anti confusiones te conviertes en esa persona que brinda claridad en la comunicación y créeme que eso es algo que tu pareja (y cualquier persona) valorará infinitamente. Uno de los mayores miedos que tenemos al enfrentar una relación de pareja es no saber a qué atenernos por falta de claridad. Así que usa esto a tu favor y da y obtén claridad para que tu relación fluya adecuadamente.

Si además del modelo anti confusiones, quieres conocer más herramientas para la comunicación en pareja te invito a ver los otros dos artículos de esta trilogía: Escucha Activa y Pedir desde el Amor.

Y si prefieres la versión en video de las 3 herramientas en maratón te comparto el replay del webinar “Caja de Herramientas para la comunicación en Pareja”. Visita mi canal de Youtube y alista papel y lápiz para empezar a aplicarlas

Comments

Post a Comment